Dificultades de Aprendizaje

Los trastornos de aprendizaje específicos son trastornos del desarrollo neurológico que afectan las habilidades de lectura, escritura y cálculo, que persisten incluso en la edad adulta.

A menudo, las dificultades escolares experimentadas por los sujetos con esta dificultad conducen a la manifestación de otras labores en la relación con los compañeros y maestros y, a veces, a la negativa de la escuela.

Síntomas de Trastorno de Aprendizaje Específico

Sobre la base del área afectada por el trastorno, se distinguen en dislexia, discalculia, digrafía y disortografía y pueden ocurrir individualmente o en comorbilidad.

Cada tipología manifiesta sus propios síntomas específicos.

Dislexia: dificultad para decodificar el texto, se refiere a la capacidad de leer y escribir correctamente y con fluidez. La lectura es más lenta, agotadora y no cumple con las expectativas dictadas por la edad y la clase a la que asistió. El disléxico se cansa rápidamente al leer y escribir, comete errores al invertir letras y números, se queda atrás con los programas.

Disortografía: trastorno de escritura específico que se manifiesta con dificultad en la ortografía y las habilidades fonográficas. Las omisiones de letras o partes de palabras, sustituciones o inversiones de grafemas, errores relacionados con las reglas de ortografía, errores de separación o fusión de palabras son recurrentes.

Disgrafía: trastorno específico de la escritura a mano que causa dificultades en las habilidades motoras de la escritura. Se revela en la dificultad de reproducir signos alfabéticos y numéricos. El resultado es una escritura dolorosa, ilegible, excesivamente lenta o, por el contrario, rápida.

Discalculia: alteración que afecta la capacidad de calcular, tanto en el componente de la comprensión numérica como en el de los procedimientos ejecutivos y el cálculo.

Camino diagnóstico y terapéutico.

Los trastornos de aprendizaje específicos se diagnostican sobre la base de los resultados de las pruebas estandarizadas de lectura, escritura y cálculo evaluadas por un psicólogo.

El diagnóstico de dislexia y disortografía no puede hacerse antes del final del segundo grado de primaria, aunque algunos indicadores de riesgo pueden aparecer antes.

Los parámetros esenciales para el diagnóstico de dislexia son:

La velocidad en términos de tiempo de lectura de pasajes, palabras o sílabas.

Corrección detectada como un número de errores de lectura y escritura

El diagnóstico de discalculia no puede hacerse antes del segundo curso de primaria.

En cualquier caso, el diagnóstico de Trastornos específicos del aprendizaje también puede llegar tarde, aunque es necesario encontrar la presencia de dificultades escolares desde el comienzo del curso.

Las dificultades de aprendizaje en Málaga y en varios contextos escolares españoles son informados a las familias por maestros que aconsejan recurrir a psicólogos para llevar a cabo y emitir informes como en el caso de Casaleiz Psicólogo.

Una vez que la existencia de la perturbación ha sido certificada, el psicólogo del Centro procede a identificar métodos y herramientas de rehabilitación y compensación, comenzando por el análisis de los recursos del menor.

En el Centro también ofrecemos intervenciones de capacitación para padres en las cuales los padres se convierten en protagonistas activos de la intervención de rehabilitación de sus hijos, gracias a las estrategias psicoeducativas proporcionadas por el especialista

.