Separaciones y familias extensas

En caso de separación y divorcio, las relaciones familiares pueden ser complejas y difíciles de manejar, especialmente en situaciones caracterizadas por un alto conflicto.

El papel del psicólogo en situaciones familiares conflictivas.

La conciliación de las relaciones entre padres, hijos y nuevas parejas requiere la capacidad de poder identificar y establecer nuevos equilibrios que permitan a todos sentirse comprendidos y realizados en sus necesidades emocionales y relacionales.

El asesoramiento psicológico dirigido a los padres (por separado o en conjunto, dependiendo del nivel de conflicto presente) y sus hijos le permite construir una red de relaciones en las que los actores involucrados pueden encontrar su propio espacio, mitigar conflictos y definir objetivos y objetivos. Cómo relacionarse. Se proponen itinerarios personalizados basados en la edad de los niños y los problemas específicos informados por los padres.